ECOGRAFIA TIROIDEA

La ecografía convencional supone un nuevo avance en el estudio de la morfología tiroidea, al permitir realizar ya un estudio mas profundo de sus estructuras mas íntimas, Con la gammagrafía no podemos detectar nódulos de tamaño menor de 1 cm y la ecografía nos permite valorar áreas de unos pocos milímetros. Pero no es sólo eso. La información de la gammagrafía tiene solamente dos dimensiones. La ecografía añade la tercera dimensión. El tiroides en ecografía tiene profundidad, grosor, volumen, estructura íntima. Hemos progresado mucho en el diagnostico de la patología nodular, podemos seguir la evolución de las áreas nodulares, sus variaciones de tamaño y realizar con bastante precisión la punción citológica de nódulos de pequeño tamaño y no palpables.