Ecografía ginecológica

La ecografía ginecológica es una técnica de diagnóstico por imagen. Existen dos vías para realizar una ecografía ginecológica:

1. La transvaginal que permite estudiar los órganos genitales más de cerca y se obtiene una mayor calidad de imagen, para poder evaluar la línea endometrial y los ovarios. La vejiga deberá estar vacía.

2. La vía transabdominal que se utiliza cuando no es posible la vía vaginal y en algunas ocasiones para complementar la vía vaginal. Requiere beber agua antes de la ecografía para que la vejiga urinaria esté llena, con el fin de que el ultrasonido se transmita bien y llegue a los órganos genitales.

INDICACIONES
La ecografía ginecológica, especialmente vía vaginal, permite visualizar con toda nitidez el útero, su cavidad, donde está el endometrio, así como los ovarios